• Liceo Magazine

Yazid Kheloufi: la belleza está entre el ojo del corazón y el ojo del cuerpo.

El artista argelino nos habla de su nuevo proyecto artístico 'Mujer extasiada', en el cual trabaja sobre el cuerpo como actor dado en el área óptica.


«Nacemos mujeres, gracias a Dios, no hay hombre en el universo» ~ Shaik Ibn Arabi.*

La escritura es una de las fuentes de la creatividad y la creación, y el puente entre las estaciones de la civilización. Yazid Kheloufi bebe de esta herencia saturada con el aroma de la arcilla y el color místico. Es el heredero de miles de profesionales de la escritura y el papel desde los albores de la historia. Esto es lo que encontramos plasmado de manera intensificada y en alta codificación en los espacios de trabajo artístico de Yazid: el alfabeto con su profundidad metafísica, con una visión estética de la espiritualidad: la belleza está entre el ojo del corazón y el ojo del cuerpo.


Yazid Kheloufi.

"La encarnación del cuerpo como dimensión conductual y dimensión ritual en el ámbito islámico del sentido de la belleza se expresa a través de una voluntad regida por la maniobra en el viaje de conexión entre lo creado y el creador, a través de mundos aparentes". Dice Kheloufi. "Lo que hace al cuerpo atractivo - creador de lujuria y tentación - suele ocultar la dualidad de la divinidad santa y los pecados de perversidad, al profundizarlo a través de los reinos ocultos". "Esto nunca sucederá a través del cuerpo escrito decodificado, cargado con el poder de las letras. Además de su perdurabilidad, el alfabeto se abre a todas las aplicaciones como un principio místico, porque el mundo es un libro abierto que se ve a través de los lentes de las letras".


Yazid Kheloufi.

Para Kheloufi, a través de estas visiones que se posan sobre el "cuerpo" como una entidad reactiva en su naturaleza oculta, así como su intensa polarización llena de signos simbólicos, el alma femenina viaja en proceso retroactivo "atravesando la geografía del alma", así como toda su existencia. Luego, sigue avanzando hacia la perfección, alcanzando el pináculo de la eternidad. El cuerpo se recupera del área del encaprichamiento y asciende al área de la esfera moral, intangible y simbólica, en un místico estado de fusión. Esto sucede a través de una aventura de interacción visual o coito que mezcla la arcilla como portadora existencial de palabras originales en una mano y la belleza femenina como encarnación de la exaltación en su dimensión tangible.


Yazid Kheloufi.

La intención de Kheloufi es poder desarrollar éste trabajo en España, preferiblemente en Andalucía, donde nació su mayor referente: Sheikh Ibn Arabi, imam sufí y filósofo musulmán educado por maestras igualmente musulmanas, a quien se debe la famosa frase "el hombre perfecto sería una mujer". "Mi relación con este proyecto es una vieja historia de amor, una química instantánea. Trataré a través de él de convocar y llamar al alma de Ibn Arabi desde los límites de la palabra hasta los márgenes de los reinos ópticos. Todo esto está vinculado y se debe al efecto y la fuerza del amor en estos momentos de depredación y aniquilación para ampliar las brechas entre las relaciones humanas". "Ibn Arabi responderá; la respuesta está en la encarnación de su nombre "El Jamil": el más guapo o el más bello". Se trata, pues, en palabras de Kheloufi, de un nuevo intento de renacimiento, o de una nueva corrección de los escritos de Ibn Arabi: el traductor del empuje amoroso o del amor extremo como expresión de la actividad enloquecida por la belleza femenina, en un intento de devolverlo al reino de las fronteras tangibles, utilizando nuevos medios para poner la disposición de la visión en el área del cuerpo donde habita el acebo divino. "En resumen, es un matrimonio danzante entre el alma y el puente de la revelación".


Yazid Kheloufi.

__________________ *Shaik Ibn Arabi, nació en el año 1165 en la ciudad de Murcia en Andalucía, y murió en Damasco en el año 1240. Hoy está enterrado en el suelo de una mezquita que lleva su nombre en el pie del Monte Qassioun, Damasco.


Lecturas relacionadas:

- Irán nunca será el mismo, una vez que lo hayas visto a través de los ojos de Tahmineh Monzavi.

- Ellas quieren contar una historia: mujeres fotógrafas de Irán y el Mundo Árabe.

- Mahsa Alikhani: rompiendo su propio ego.

© 2023 por Ximena. Creado con Wix.com

  • Black Instagram Icon

liceo