• Liceo Magazine

Nueva temporada de 'Las Latinas son...' ésta vez en la Sala Tarambana de Madrid.

Se presentará todos los domingos del mes de Mayo a las 20 horas.


(Diego da Costa)


'Las latinas son…' es una obra de teatro social creada por mujeres migrantes de diferentes países de Abya Yala (Latinoamérica y el Caribe). En ella se denuncia el machismo, el racismo, la desigualdad, las múltiples opresiones y discriminaciones, las violencias y la vulneración de derechos que estas mujeres viven por el hecho de ser mujeres migrantes en España. Quieren visibilizar, sensibilizar y proponer nuevas narrativas alrededor de sus experiencias migratorias. Ponen nuestro cuerpo en el escenario para representar las realidades que viven ellas y sus hermanas de la región, en una obra sobre casos reales, escrita por ellas y contada por ellas. Esta obra es también un espacio de reunión, de escucha, de co-creación y de resistencia. Aquí se han acuerpado y politizado juntas para hablar más alto, más fuerte, con más seguridad, y por fin ser escuchadas.



La discriminación, el racismo y las consecuencias de una educación heteropatriarcal son algunos de los principales conflictos que vive todavía la sociedad. Teatro Sin Papeles escribe Las latinas son… para denunciar este tipo de actos que se ceban, en este caso, con las mujeres hispanoamericanas en España. Durante su presentación, previo al comienzo de la obra, ya se avisa que los relatos que se van a representar son todo fruto de las experiencias vividas por varias de las mujeres que forman parte de la compañía. Por tanto, impregna de crudeza, de verdad y de absoluto realismo su texto. Es innegable que, desgraciadamente, la mayoría de las situaciones que se narran son conocidas por el gran público. Estas mujeres indican la necesidad de textos valientes, donde sus protagonistas sean las que alzan la voz y denuncien activamente, mediante el arte, los ataques sufridos.


Gracias a esa sinceridad, se aplaude fervientemente que, a pesar de no tener un conocimiento extensivo en la profesión del teatro, acudan a él para hacer llegar su mensaje. Y así lo hacen. Todas y cada una de las historias reflejan el dolor, la humillación, el cansancio, el hastío…, pero sin victimizarse. Uno de los puntos más favorables de este texto es la forma en la que plantan cara al problema, pero sin buscar la compasión, sino más hacia un empoderamiento dramático, que eleva aún más la calidad del texto. Por tanto, se puede deducir que no han buscado ir a lo fácil, sino transformarse en un altavoz social llamativo y eficaz.




(El texto es una reducción de la información aparecida en Cinemagavia)