• Liceo Magazine

Amleth/Hamlet... 'El Hombre del Norte'. Desglosamos la leyenda, el drama, la película.

POR ENGRID BARNETT/GRUNGE.


El cineasta estadounidense Robert Eggers, famoso por "La bruja" y "El faro", regresa con una versión brutal y atmosférica de la leyenda escandinava que inspiró el "Hamlet" de William Shakespeare: "El hombre del norte". Eggers colaboró ​​en el guión con Sjón, un galardonado poeta, letrista y novelista islandés. Y la película encarna el terror amenazante y temperamental, realzado por vistas panorámicas del entorno poco acogedor, hostil y aislado de Islandia. 'El Hombre del Norte' presenta un elenco repleto de estrellas, que incluye a Nicole Kidman, Ethan Hawke, Alexander Skarsgård, Anya Taylor-Joy y la icónica estrella del pop y artista de performance de Islandia, Björk. La impresionante presencia de Skarsgård, quien se ha fortaleciendo para su turno como vikingo, hace que el músculo que ganó para "Tarzán" parezca francamente insignificante. Y su torso salpicado de sangre habla de venganza. Además del increíble elenco, el dominio del horror de Eggers está en buena forma mientras explora las profundidades de la tradición vikinga y los climas más duros de Escandinavia para crear un escenario espeluznante donde los elementos sobrenaturales compiten con los humanos por el dominio de la escena. El tráiler oficial ofrece destellos del brutal asesinato que envía al personaje de Skarsgård, Amleth, en una misión de venganza. Pero es el canto incesante del niño para vengar a su padre, rescatar a su madre y matar a su tío lo que impulsa el ritmo del mismo. Este mantra lanza a Amleth hacia un destino innegable e ineludible. Aunque "The Northman" parece estar a mundos de distancia de su contraparte isabelina, "Hamlet", se basa en la misma historia básica. Esto es lo que hay que saber sobre "La Leyenda de Amleth" como inspiración para "El Hombre del Norte".


¿QUIÉN FUE AMLETH? Desde el siglo IX hasta el XI, la gente de mar modeló Europa y gran parte del Viejo Mundo. Guerreros paganos provenientes de las actuales Noruega, Suecia y Dinamarca, vivían como granjeros independientes en sus países. Pero cuando los motivó el tesoro en el extranjero, la relativa impotencia de sus víctimas y la superpoblación, se convirtieron en una fuerza asesina brutal y de gran alcance. Confiando en botes ligeros y poco profundos, navegaron cómodamente los mares más agitados y pudieron navegar río arriba, librando la guerra tierra adentro. Se entregaron a ataques costeros rápidos y contundentes en los que la pura brutalidad proporcionó conmoción y asombro. Mataron, saquearon y quemaron sin piedad todo, desde monasterios aislados hasta prósperas ciudades urbanas, sin dar cuartel. Por lo tanto, se ganaron el título de "víkingr", que significa piratas en lenguas protoescandinavas. "La Leyenda de Amleth", un cuento popular nórdico grabado en latín alrededor del siglo XIII, ofrece vislumbres de este mundo, según la Biblioteca Británica. Registrado por primera vez en la Edad Media en la "Gesta Danorum" ("Las hazañas de los daneses"), marcó parte de una colección más extensa de Saxo Grammaticus, un historiador danés. Encontrarás la historia de Amleth en los libros III y IV. Cómo Shakespeare se encontró con la historia sigue sin estar claro, pero François de Belleforest publicó una versión en "Histoires Tragiques" ("Historias trágicas") de 1571, que puede haber proporcionado el material de origen. Cualquiera que sea el caso, la historia original glorifica sin disculpas la venganza y el derramamiento de sangre al estilo nórdico.


Amleth en una ilustración del Siglo XVII
Amleth en una ilustración del Siglo XVII

LA RIVALIDAD ENTRE HERMANOS DESPIERTA LA TRAMA Las rivalidades entre hermanos son tan antiguas como la literatura, ya sean Caín y Abel, Isis y Osiris o los hermanos Karamazov. Un tema universal que se extiende mucho más allá de la Biblia, la mitología egipcia o la literatura rusa, la rivalidad entre hermanos lanza la acción de "La leyenda de Amleth" y sus creativos descendientes "Hamlet" y "El hombre del norte". La traición viciosa ocurre entre Aurvandil War-Raven y su hermano Fjölnir (que pronto sería Fjölnir the Brotherless). Según la "Gesta Danoram" de Saxo Grammaticus, la rivalidad entre los hermanos se intensifica cuando el rey Rørik de Dinamarca los nombra co-gobernantes de Jutlandia (partes de la actual Dinamarca y Alemania). Los celos de Fjölnir estallan después de que Aurvandil mata al rey de Noruega y se casa con Gudrún, la hija de Rørik de Dinamarca. El matrimonio produce un hijo y heredero, Amleth. Sin prestar atención a los lazos familiares, Fjölnir asesina brutalmente a su hermano, robando su reino, incluyendo su cuñada, la reina Gudrún. O, como lo describe Saxo Grammaticus, "Luego, tomó a la esposa del hermano que había asesinado". Amleth es daño colateral. En "La Leyenda de Amleth", el protagonista evita la ira de su tío fingiendo locura, al igual que Hamlet siglos después. En cuanto a "El Hombre del Norte", la sinopsis de la película nos dice que escapa de las garras de su tío, consumido por el objetivo de eventualmente regresar para matar a Fjölnir, salvar a su madre y retomar el trono (por cierto, el mismo plot del clásico animado 'El Rey León', la película de Disney que a su vez también se produjo como una adaptación "infantil" del clásico de Shakespeare).


Seth, Horus, Osiris.
Seth, Horus, Osiris.

AMLETH SE ESCONDIÓ DETRÁS DE LA INESTABILIDAD MENTAL El asesinato de su padre y el matrimonio de su madre, la reina Gudrún, con Fjölnir the Brotherless pone a Amleth en una posición precaria. En "El Hombre del Norte", Amleth es testigo del cobarde asesinato de su padre a manos de su tío. Este evento traumático pone en marcha la acción de la historia. También motiva al protagonista a huir de su tierra natal, comenzando el viaje del héroe que eventualmente lo traerá de vuelta para vengarse. Pero la versión de Saxo Grammaticus resulta más ambigua sobre lo que presenció Amleth. Por un lado, no se menciona a Amleth presente en el asesinato del rey Aurvandil. Por otro lado, al final del resumen del comportamiento repugnante de Fjölnir, Grammaticus escribe: "Amleth vio todo esto, pero temió que un comportamiento demasiado astuto pudiera hacer que su tío sospechara de él". Si "todo esto" se refiere al asesinato de Aurvandil o los eventos posteriores se deja a la imaginación del lector. En lugar de huir, Amleth realiza el acto de su vida, interpretando el papel de un loco impotente para disipar las sospechas de su tío. Grammaticus describe a Amleth como apático e inútil, que usa ropa sucia y se niega a bañarse. Su apariencia exterior de insensatez contrasta salvajemente con su lento ardor interior por venganza contra el asesino de su padre y la traidora de su madre. Grammaticus juega con esta tensión a lo largo del texto, brindando pistas al lector de que Amleth está lejos de lo que parece, incluso mientras balbucea incoherencias a quienes lo rodean.


Obra de Josué Hernández basada en el 'Hamlet', de William Shakespeare.
Obra de Josué Hernández basada en el 'Hamlet', de William Shakespeare.

Lectura relacionada:

- El Arte de Josué Hernández.

HABLÓ LA VERDAD MIENTRAS HACÍA EL PAPEL DE UN TONTO La Biblioteca Británica informa que Amleth se traduce como "estúpido", lo que alimenta aún más el caso de que no es una amenaza para Fjölnir. O, como dice Saxo Grammaticus, "En una palabra, no lo habrías considerado un hombre en absoluto, sino un aborto absurdo debido a un loco ataque del destino". Sin embargo, debajo de la superficie, hay otra historia que contar, y Grammaticus explota la tensión entre lo que parece real y lo que es real con gran efecto. Aunque Amleth actúa como imbécil e inofensivo, también se siente obligado a decir la verdad, lo que lleva a intercambios desconcertantes. Para navegar por la delgada línea entre la tontería y la detección, habla con ambigüedades que resultan inquietantes para los miembros de la corte, incluido su tío. Por ejemplo, después de la descripción de Grammaticus de Amleth citada anteriormente, tenemos un episodio de honestidad que debería hacer que mataran a Amleth. El autor relata cómo Amleth pasa sus días fabricando pequeñas armas sobre el fuego, que le dice a la gente que planea usar para vengar a su padre. Aunque su cara viscosa y su ropa sucia hacen que se rían en respuesta, asumiendo que es un tonto sin veneno, algunos se preguntan si está tan loco como un zorro. Como señala Grammaticus, la artesanía de las armas da fe de una mayor capacidad intelectual que la que deja entrever Amleth en las conversaciones cotidianas. Sin embargo, al actuar como un idiota, Amleth se vuelve incluso menos apto que un asesino para el trono, proporcionando a su tío falsas garantías.


LA LEYENDA DE AMLETH EXPLORA LOS TABÚES SOCIALES Al igual que el tema universal de la rivalidad entre hermanos, "La leyenda de Amleth" también explora los tabúes sociales que surgen a menudo en la literatura. Aunque Sigmund Freud nunca nos entregó un análisis del cuento original de Saxo Grammaticus, sí profundizó en el tema del "Hamlet" de William Shakespeare en su ensayo de 1900 titulado "Sobre la represión en Hamlet". El famoso psicoanalista argumenta que el protagonista de Shakespeare lucha con los mismos impulsos oscuros que el héroe de Sófocles en "Edipo Rey". Pero en lugar de matar literalmente a su padre y casarse con su madre, como hace el pobre Edipo, el conflicto de Hamlet resulta ser más cerebral que físico. Dado que "Hamlet" proviene de la tela antigua de "La leyenda de Amleth", uno podría suponer que la teoría del complejo de Edipo también se aplica a él. Pero Saxo Grammaticus deja claro que ese no es el caso. El texto original enfatiza qué tabúes sociales se han roto y quién los ha roto. Éstos incluyen el fratricidio, que ocurrió a manos de Fjölnir cuando asesinó a Aurvandil War-Raven, y dormir con su cuñada, la reina Gudrún. Grammaticus establece a Amleth como el único individuo que puede corregir los errores que se han cometido, restaurando el equilibrio en el reino una vez más. Como resultado, no hay lucha contra la vacilación como vemos en "Hamlet". En cambio, el autor deja en claro que Amleth actuará tan pronto como se presente la oportunidad.


Nicole Kidman, Björk y Anya Taylor Joy, las mujeres de 'El Hombre del Norte'
Nicole Kidman, Björk y Anya Taylor Joy, las mujeres de 'El Hombre del Norte'

LA "FEMME FATALE" SALVA AL HÉROE A pesar de sus intentos de seguir siendo el bufón en la corte, la honestidad incontenible de Amleth finalmente incita las sospechas de su tío. Para atraer a Amleth para que revele sus verdaderas intenciones, Fjölnir envía a la hermana adoptiva sin nombre de Amleth (piense en una versión temprana de Ophelia) para seducirlo. La noción de una mujer hermosa que tienta a un hombre para su destrucción es una de las más antiguas de la literatura. Se remonta al mito de la primera esposa de Adán, Lilith, la diosa Ishtar en "La epopeya de Gilgamesh" y las sirenas que amenazan el barco de Odiseo en "La Odisea". Pero nos espera un giro cuando se trata de "La Leyenda de Amleth". Aunque Saxo Grammaticus hace que Amleth encuentre astutamente un lugar para dormir con la seductora lejos de miradas indiscretas, ella resulta ser una mala elección como mujer fatal. Grammaticus nos dice que se conocen desde la primera infancia y que sus lazos de intimidad se extienden a una feroz lealtad. Como resultado, la supuesta seductora de Amleth termina actuando como su protectora. Los lectores se preguntan por qué Fjölnir elegiría a alguien tan cercano a Amleth para seducirlo. Pero la respuesta parece estar en la actitud de Fjölnir hacia su sobrino. Le presta muy poca atención a Amleth mientras lo subestima por completo. En otras palabras, el grave error del rey desmiente su gran desdén por Amleth. LAS MUJERES EN LA VIDA DE AMLETH NO TIENEN VOZ Una de las diferencias más significativas entre "La Leyenda de Amleth" y "Hamlet" de Shakespeare es el papel de la mujer. Por ejemplo, el personaje proto-Ofelia y femme fatale de "The Legend of Amleth" permanece sin nombre. ¡Y esto a pesar de que ella juega un papel integral en salvar al héroe de la trampa de Fjölnir! En cuanto a la reina Gudrún, los hombres de su vida toman decisiones por ella y hablan en su nombre. Fjölnir la utiliza como chivo expiatorio de sus crímenes. Afirma que la reina Gudrún se enfrentó a una crueldad desenfrenada a manos de su hermano y su esposo, Aurvandil, no pudiendo soportarlo por más tiempo. Entonces, hizo lo único que haría cualquier persona "razonable": matar a su hermano y casarse con su cuñada. Si bien es un ángulo fascinante que podría agregar una complejidad emocional considerable a la historia nórdica original, la reina Gudrún nunca interviene. La Reina también parece estar mal equipada para proteger a su vulnerable hijo cuando más lo necesita. Aunque es la hija del rey Rørik y una de las pocas personas en la historia con sangre real, carece completamente de autodeterminación. Amleth tomará el silencio de Gudrún por culpa, algo que aborda más tarde mientras la confronta. Pero incluso durante la discusión con su madre, la conversación resulta completamente unilateral, con él hablando todo el tiempo. AMLETH HACE DE SU MADRE UNA MUJER HONESTA Todavía sospechando de Amleth, Fjölnir envía un espía para seguir al joven mientras habla con su madre. En la obra de Shakespeare, esto marca una de las escenas más famosas cuando Hamlet denuncia a su madre, la reina Gertrudis, por sus crímenes. Gertrudis tiene mucho que decir en su defensa, lo que lo convierte en un clímax dramático. Uno que la lleva a gritar de miedo, revelando al espía detrás de la cortina. Pero en el texto de Saxo Grammaticus, solo tenemos el diálogo de Amleth cuando castiga a su madre por "desenfrenarse como una ramera... abrazando con incestuoso pecho al asesino de tu marido, y engatusando con sucios señuelos de halagos al que había matado al padre de tu hijo" Ese es un lenguaje fuerte para esgrimir a su madre, y uno pensaría que tendría una réplica o dos. Pero obtenemos silencio total. Grammaticus señala simplemente que las palabras de Amleth corrigieron el comportamiento de su madre, devolviéndola al camino de la virtud. La falta de diálogo deja mucho espacio para la interpretación. Del mismo modo, la interpretación de Nicole Kidman de la reina Gudrún en "El Hombre del Norte" la presenta frígida y sin emociones. No hay un destello de alegría en su rostro cuando Aurvandil regresa, y el rey saluda cordialmente a su hijo mientras ignora a su esposa. Algo está podrido en el estado de Jutlandia, y podría ser su matrimonio.


A LOS ESPÍAS NO LE VA BIEN EN LA LEYENDA DE AMLETH Durante la tensa conversación con su madre, la reina Gudrún, Amleth se da cuenta de que alguien está escuchando a escondidas su conversación. A diferencia del hombre de Shakespeare detrás del tapiz, el espía se ha apostado en un rincón oscuro de la habitación de la Reina debajo de un montón de paja (¡Qué lejos ha llegado la decoración de interiores desde la Edad Media!) Al darse cuenta de que el espía lo descubrirá no solo como cuerdo sino como un complot para matar a su tío, Amleth actúa rápida y decisivamente. Enfurecido, mata al espía, rebana y cocina su cuerpo en agua hirviendo, y arroja los pedazos a la alcantarilla. Los cerdos se dan un festín con lo que queda. Los espías son claramente considerados lo más bajo de lo bajo en este mundo, el equivalente a la comida de los cerdos. Posteriormente, Fjölnir interrogará a su sobrino sobre el paradero del espía desaparecido. Amleth responde sombríamente que el hombre ha caído a su muerte (y las codiciosas bocas de los cerdos) a través de la letrina (a través de "La leyenda de Amleth"). Una vez más, este pasaje nos muestra que a Amleth no le gusta desviarse de la verdad, incluso cuando se trata de implicarlo en tratos más sombríos. Pero debido a su anterior reputación de imbécil y al despropósito de la historia que teje, Saxo Grammaticus asegura que nadie toma en serio al joven. EL ENGAÑADOR SE DEJA ENGAÑAR Fjölnir se encuentra atrapado entre la espada y la pared en este punto de la historia, según "La leyenda de Amleth". Aunque sospecha mucho de su sobrino, no puede actuar. Saxo Grammaticus explica que Fjölnir teme las represalias de la reina Gudrún y su padre, el rey Rørik. Después de todo, Amleth es su heredero. Entonces, elige la astucia cobarde para eliminar a su rival. Toma dos escoltas que acompañan a Amleth a Inglaterra con una carta que ordena su ejecución a su llegada. Pero Amleth engaña a su astuto tío y reescribe partes de la carta para que maten a sus escoltas. Luego, se casa con la hija del rey inglés, asegurando aún más sus nobles pretensiones. El maestro del engaño, Fjölnir, es superado por un enemigo más inteligente. Grammaticus usa este motivo para enfatizar los rasgos superiores de Amleth, señalando el lugar que le corresponde en el trono. El tema del engaño del tramposo es un cuento tan antiguo como el tiempo. Motivos similares impregnan otros ejemplos de la literatura antigua y medieval. Incluyen los engaños que van y vienen entre Jacob y su suegro Labán en la Biblia. Y también está el héroe embaucador Odiseo, que experimenta una gran retribución al engañar al hijo de Poseidón, Polifemo, e incurrir en la ira del dios (a través de "La ira de Atenea: Dioses y hombres en la Odisea" de Jenny Clay). Grammaticus emplea bien este recurso literario satisfactorio. LA VENGANZA JUSTIFICA LOS MEDIOS La venganza impregna "La Leyenda de Amleth", y sigue siendo una de las tramas maestras de la literatura clásica. Pero a diferencia del "Hamlet" de Shakespeare, donde el dramaturgo pasa tiempo reflexionando sobre los efectos devastadores de la búsqueda de venganza en los personajes principales, Amleth se muestra victorioso y justificado. Fin de la historia. Esto refleja el espíritu vikingo de la época. Los medievalistas afirman que la búsqueda de venganza siguió siendo un aspecto vital para mantener el honor en la Edad Media del Norte de Europa. Y Amleth es, en última instancia, un héroe vikingo. Los vikingos vieron la venganza y la violencia como necesidades incuestionables. En las circunstancias adecuadas, eran medios indispensables para corregir errores y restaurar el orden social. Entonces, no encuentras a Amleth deambulando por cementerios envuelto en profundos soliloquios. Él es parte de una cultura con medios estructurados para lidiar con las transgresiones, lo que hace impensable la autorreflexión sobre los impactos negativos de la búsqueda de venganza. Después de matar a su tío y a sus cortesanos, Saxo Grammaticus canta las alabanzas inmortales de Amleth: "Mediante una hábil defensa de sí mismo y una enérgica venganza por su padre, ha dejado en duda si debemos pensar más en su ingenio o en su valentía". Ésta celebración del derrocamiento violento de Fjölnir por parte de Amleth deja muchos hilos narrativos sueltos, incluido lo que le sucede a su madre, la reina Gudrún. Pero tales consideraciones parecen palidecer en comparación con elogiar la regeneración del orden social vikingo a través de la violencia. En otras palabras, la moralidad cambia con el tiempo, más aún entre el oscurantismo medieval y el existencialismo renacentista, Amleth no se cuestionaría sobre el "ser o no ser". ÉL ES... y punto.