• Liceo Magazine

La Chica: el "realismo mágico" de Belleville

La Chica es un proyecto musical creado por la cantautora franco-venezolana Sophie Fustec. Si el realismo mágico tuviera una banda sonora ésta podría ser: con su voz hipnótica, su piano inspirado en Debussy y sus samples de percusión latinoamericana, ella construye "un collage" de colores y estados de ánimo para lograr un estado de trance.


Lejos de privarnos de imaginación, la cuarentena global nos la ha disparado. Por eso, hemos cerrado los ojos y nos hemos ido de marcha por las calles de Belleville con una vecina muy especial: Sophie Fustec a.k.a. La Chica, una cantante tan francesa como venezolana, quien está a tope promocionando su nuevo sencillo, 'Drink', punta de lanza de su segundo trabajo, 'La Loba'. Para honrar su otra mitad, cuando nos cansamos de caminar nos detenemos bajo una palmera de las costas de Venezuela. Con ella todo se puede, es puro "realismo mágico".


- ¡Oye, estoy muy emocionada! Éste mini álbum es el reflejo de mi año 2020, un año muy intenso, muy importante. Los cambios fuertes en el mundo, la pérdida de mi hermano... tuve ganas de volver a la esencia de las cosas, presentar mi música en su forma más sencilla y auténtica. Con puro piano y voz.


Pero no nos adelantemos. Vamos al principio... tu origen como persona (Sophie Fustec) y como artista (La Chica).

¡Nací en París! Soy Franco Venezolana. En mi caso, con una mitad muy francesa, y otra mitad... ¡muuuuuy venezolana! Esa esquizofrenia cultural a veces me cuesta, pero he aprendido a comprenderme a mí misma con todas las contradicciones que trae esa condición (¡rica y sabrosa!). Amo a mi Venezuela querida. La crisis me causa una tristeza infinita y me causa mucha frustración. Creo que el hecho de sentirme inútil es lo peor.


Hace poco le dedicaste un tema al país, que por cierto, es bastante demoledor...

El tema 'Venezuela' nació de la voluntad de mandar energía y amor a la gente de allá... bueno, a los venezolanos por el mundo. Es una manera de criticar lo absurdo de la situación, en este caso los cortes de electricidad que son un infierno... [la canción dice "Venezuela oscura, pido a los ángeles que bailen contigo..."] A través de la música podemos comunicarnos. Sé que la música sana, ayuda mucho en tiempo de crisis.

¿Qué recuerdas de Venezuela?

He pasado mucho tiempo en Venezuela, pero siempre idas y vueltas. Seis meses por ahí, otros cinco por allá... Así fue toda la vida, hasta que se complicó la cosa. Llevo cinco años sin poder ir y extraño la empanadita de la esquina, la arepa, la cachapa, el pescadito de mi abuela, las frutas, el quesillo, los olores, la energía de la naturaleza, el calor de la gente, la música en las busetas, las calles coloridas, el páramo, los callos, Sabana Grande, la Gran Sabana, los artesanos, la magia... los panas, mi familia ... espero volver y tocar allí algún día. ¡Ojalá! ¿Cómo se ve París con todo éste background latinoamericano?

Mi mamá, que es venezolana, me enseñó a conocer París con ojos de turista, lo que me permitió ver lo bello y lo increíble de la ciudad desde siempre, y eso me encanta. En cambio, las relaciones sociales de manera general son más difíciles, más frías, más cerradas. Por cierto, hay una película con éste tema (una venezolana en París), 'Mecánicas Celestes', de Fina Torres. ¿La has visto?

¡Ah, no la ví ! Pero la voy a buscar...


Ya sabemos que te gusta Nina Simone, The Beatles, Radiohead, M.I.A., Danger Doom, Debussy... pero, ¿algunos venezolanos o latinoamericanos que te inspiren?

¡Por supuesto! Soy ultra fan de la Fania All Star, de la salsa dura, de la música caribeña... ¡de todo lo que se baila en el caribe! Rubén Blades es una inspiración, a nivel artístico (¡no para de evolucionar!), pero también a nivel de consciencia latina, de despertar. Yo amo el folklore venezolano, las canciones llaneras, estoy enamorada de la letra y música de Simón Diaz. Pero lo que más me mueve son los tambores de la costa, la herencia africana, yoruba.



En "Oasis" (2017), su EP debut, La Chica presentaba "El Rezo", un tema afrocaribeño dedicado por igual a la Virgen María o Yemayá: “Seguir la fe que me hace tan feliz/Darle un efecto a la vida diferente”, cantaba.

¿Cómo surgió ese amor por la música y en qué momento te conviertes en La Chica?

Empecé a tocar piano desde pequeña. Mis padres son muy melómanos, no recuerdo momentos de mi vida sin música (risas). Acompañé a artistas durante varios años en el piano o teclados, fue tremenda experiencia, ahí nació el amor por el escenario. Hasta que llegó la necesidad vital de expresarme a través de mi propia voz, de mis propios sonidos. ¡Ahí nació La Chica! Es mi búsqueda de identidad, entre más voy avanzando en el proyecto, más entiendo quién soy.

La estética visual es algo muy llamativo en tu personalidad artística. ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

Para mí, el arte es global, los sonidos vienen acompañados de colores, de movimientos... entonces desarrollar el aspecto visual de mi proyecto fue interesantísimo. Mis referencias artísticas son Carlos Cruz Diez y su cromosaturación, Jean Michel Basquiat, el arte de calle, l'art brut, el dadaísmo, el punk pop art.. pero también me inspira mucho el arte indígena venezolano, o el arte mexicano tradicional... ¿Qué momentos consideras "highlights" en tu carrera?

(Risas) No sé... (Pausa) Tocar en el Festival del Sol, entre 2 montañas sagradas en México fue una experiencia bellísima, pero creo que mi "highlight" personal va a ser tocar en Venezuela (sonrisa nostálgica). Ahora sí. ¡Al presente! Volvamos a 'Drink' y tu nuevo álbum, 'La Loba'... ¿cuál es el concepto detrás... qué deseas transmitir?

'Drink' es un tema que ya aparecía en mi primer álbum, "Cambio". Es un canto para los muertos. Pero ahora quise proponer una versión más apaciguada del tema, pero con la misma conexión espiritual y una nueva profundidad. Este mini álbum está dedicado a mi hermano (quien murió este año). Es muy íntimo, sincero, lleno de magia y rituales. A través de las canciones quiero expresar la primera etapa de mi nuevo aprendizaje de la vida en ausencia de un ser querido. Atravieso diferentes etapas emocionales como la ira, el dolor infinito, el amor supremo y la comprensión.


'La Loba' (tema n3 y título del álbum) es un canto feminista. Un canto de energía, de fuego, para las mujeres. Está inspirado por la leyenda mexicana de "La Loba" que tiene la particularidad de cantar encima de los huesos y dar vida de nuevo (como referencia el libro de Clarissa Pinkola Estes, "Mujeres que corren con los lobos"). En 'La Loba' se despierta la ira para ilustrar la naturaleza poderosa de la mujer, el despertar de las "brujas" y la mutación que llegará en La Loba a medida que se transforman las canciones. El dolor como evolución.

¿Con quienes trabajaste en la producción? He trabajado con FORM (Hausmane Jamaleddine y Adrien Vincent) que son unos productores brutales. No quería estar sola en el proceso de creación, quería compartir esa energía creativa. ¡Fue lindísimo! Vemos que ya tienes pautadas algunas citas con el público. ¿Hasta dónde te gustaría llegar... con tu gira y tu carrera?

¡Hasta la luna!


Buena respuesta de parte de una bruja... o una loba. ¡Muchísimas gracias y muchísimo éxito!

¡A ustedes en Liceo Magazine por su linda onda!

Portada del Sencillo 'La Serpiente', por Orly Anan

Lecturas relacionadas:

- Pepe López convierte el exilio venezolano en una instalación inédita

- Arca: la Venus del Reggaeton Experimental

- La Mayor Aventura Venezolana de todos los tiempos llega a Filmin




© 2023 por Ximena. Creado con Wix.com

  • Black Instagram Icon

liceo