• Liceo Magazine

Una pareja de bailarines taiwaneses llega del futuro para actuar en los Teatros del Canal

El coreógrafo y bailarín Huang Yi ha creado a su compañera: una robot llamada Kuka.


Parece una historia de ciencia ficción y de hecho puede que lo sea ya que la propuesta del coreógrafo y bailarín Huang Yi especula racionalmente sobre posibles avances científicos y su impacto en la sociedad del futuro, sólo que en éste caso específico el futuro está muy cerca: el 30 y el 31 de Marzo será la fecha y la Sala Verde de los Teatros del canal el lugar escogido para verlo bailar junto a su compañera Kuka, quien tiene la particularidad de ser... un robot conceptualizado y programado por él mismo (¡más le vale que le lleve el ritmo!)


Fusionando de forma magistral y armoniosa el arte de la danza y la ciencia de la ingeniería mecánica, el espectáculo 'Huang Yi & Kuka', muestra a través de la danza contemporánea la humanidad surgida de la armonía entre el hombre y la máquina.


La producción llega a Madrid gracias a la División Cultural de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi en España tras abrir el pasado festival Ars Electronica en Austria, la Conferencia TED de Vancouver y una extensa gira por todo el mundo, destacando titulares en Asia, Australia, América, Europa y los Emiratos Árabes Unidos.




El trabajo del creativo Huang Yi siempre ha estado motivado por su fascinación por la relación entre humanos y robots. De niño, siempre quiso tener un compañero robot, así que de adulto creó un robot con el cual bailar. Entrelazando el movimiento continuo con elementos mecánicos y multimedia para crear una forma de danza que se corresponde con el flujo de datos, en su puesta en escena Huang Yi convierte a la máquina en un instrumento de baile.

“Bailar cara a cara con un robot es como mirar mi propio rostro en un espejo - Dice Yi. Creo que he encontrado la clave para integrar las emociones humanas en robots”.

Nombrado por la revista Dance Magazine como uno de los “25 coreógrafos que hay que ver” Huang Yi, ha estado inmerso en las artes desde una edad temprana, ha sido residente del Teatro Nacional y Sala de Conciertos y del Centro Nacional para las Artes Escénicas de Taiwán, y está ampliamente considerado como uno de los coreógrafos más prolíficos de Asia.