• Liceo Magazine

Flee: la mejor película del año.



Benjamin Lee


La historia de 'Flee', una narrativa de refugiados angustiosa y llena de suspenso, de pérdida y resistencia, podría haberse llevado a la pantalla de muchas maneras, casi todas más convencionales y fáciles a la que su director, Jonas Poher Rasmussen finalmente eligió. Ahora, su ingenio, maestría y sensibilidad la han hecho acreedora de nuestro título como 'Película del Año'.


El amigo de Rasmussen, conocido en la película como Amin pero cuya identidad real se mantiene confidencial, tiene una historia de fondo no contada que solo le reveló años después de su amistad. Amin es un refugiado afgano, que ahora vive con su prometido en Dinamarca, que acepta compartir cómo se abrió camino desde la Kabul devastada por la guerra en los años 80 hasta ahora, viviendo una vida abierta y estable como un hombre gay, una que nadie - ni siquiera él mismo - pensaría que sería posible.



Cualquiera que sea la forma de narración que se haya decidido, los asombrosos detalles de la vida de Amin habrían sido innegables, pero al animar sus entrevistas con él y los diversos eventos que se recuerdan, Rasmussen encuentra una forma inusualmente inmersiva de acercarnos aún más, una que es a la vez emocionalmente envolvente y artísticamente maravillosamente realizada. La infancia de Amin, como la de muchos otros como él, se vio interrumpida a finales de los 80 cuando el conflicto lo obligó a él y a su familia a escapar de su hogar y dirigirse a Moscú. Los años siguientes se cuentan en pedazos: encuentros aterradores con la policía rusa corrupta, los intentos desesperados de pasar de contrabando a la familia poco a poco a Europa y el despertar sexual de Amin como un adolescente gay y su posterior ocultamiento, temeroso de las consecuencias de ser abierto.



Si bien Rasmussen anima la mayor parte de la película, también hay montajes intercalados de metraje de archivo, que nos informa hábilmente de los conceptos básicos del caos político que rodea la vida de Amin tanto en Afganistán como en Rusia. Es imposible recordar una historia de refugiados contada con una eficacia tan devastadora y con un matiz tan específico, mostrándonos los horrores que Amin experimentó pero también, lo que es más importante, cómo se quedaron con él en los años posteriores y aún lo hacen. Lleva un peso inmenso, un miedo casi constante de que lo saquen, que le quiten su casa, un repentino tirón de regreso a una vida de violencia e incertidumbre. También hay una carga inimaginable, un sentimiento de que siempre debe demostrar su valía, una responsabilidad con su familia para tener éxito, una obsesión con su carrera que vemos que está causando tensiones en su relación.



Hay secuencias de suspenso casi insoportable, mientras Amin intenta encontrar seguridad, y una injusticia exasperante, mientras traficantes y funcionarios se aprovechan, pero también una liberación conmovedora, cuando Amin entra en su primer club gay, una escena de gozosa comodidad, el refugio más seguro después de tanta lucha. La vida de Amin ha implicado tanta represión, como inmigrante y como hombre gay, que su identidad se ha convertido en una construcción confusa. Su historia cambia unas cuantas veces en la película, mientras analiza lo que es real y lo que tuvo que entrenarse para creer sobre sí mismo y su pasado para poder sobrevivir. Hay un ritmo natural y una sensación de descubrimiento en estos recuerdos, como si estuviera trabajando mucho en ello para sí mismo mientras habla con Rasmussen. Las conversaciones se sienten más terapéuticas que explotadoras. Es una película absolutamente personal y nos sentimos honrados de que nos permitan entrar en la sala con ellos, aunque sea en una versión animada, observando íntimamente una historia que hasta ahora había sido mayoritariamente reprimida.



'Flee' es una película notablemente humanizadora y compleja, que amplía y expone el tipo de historia que se simplifica con demasiada facilidad. Rasmussen ha creado un homenaje cariñoso y despiadado a su amigo, un valiente superviviente cuya historia nos resultará imposible olvidar.



Lecturas relacionadas:

- La animación eleva la calidad del cine esta temporada.

- Animac 2018: "The Breadwinner", "Loving Vincent" y "Pequeños Héroes".


Tags: