Entradas recientes

Es "Mother!" propaganda nazi?

October 10, 2017


 

 

Son muchas las personas despreciando la última película de Darren Aronofsky por diversas razones: personajes que aparentemente rayan en la superficialidad, eventos inverosímiles, todo tipo de exageración... pero muy pocos han notado lo peor: "mother!" es propaganda contra todo tipo de generosidad, amabilidad y bienvenida al extraño/extranjero. Y lo hace como en todo tipo de propaganda barata pero eficaz: de la manera más gráfica y directa posible. Los extraños son malos. No uno, dos o tres como en cualquier clásico de horror... no... todos los extranjeros son malos, sin posibilidad de matices. 

El primero (Ed Harris) es un fanático loco y envidioso que quiere lo tuyo; con él llega una mujer abusadora, petulante, aprovechada (Michelle Pfeifer), que quiere tomar tu lugar; los hijos de los foráneos son violentos, se matan entre ellos por dinero... los que llegan después son todo tipo de malhechores posibles, sin escrúpulos, clichés de villanos de cómics en su máxima potencia... ya los muros (que aquí tienen vida) se lo advertían a la "Madre" (Jennifer Lawrence) la protagonista, la encargada de velar por el bienestar de la familia: "que vienen los malos!". Los muros tienen corazón y éste palpita aceleradamente ante la presencia de un extraño. Sólo la madre puede sentirlo. Pero ya es tarde. El Poeta (Javier Bardem) ha dejado entrar al primero. Sí, el poeta, o sea, el romántico, el iluso, el ingenuo, el que cree en la bondad de la gente y se pregunta "a dónde más van a ir?" y les da la bienvenida a quienes buscan un refugio. Cómo pudo Javier Bardem aceptar interpretar semejante parapeto? Este "Poeta" es realmente una burla a todos los poetas, a todo el que tiene fe en la humanidad, y lo es porque en el relato/propaganda de Aranofsky toda la gente fuera de los muros de la pacífica casa de los protagonistas es malo, por consiguiente creer en ellos es evidentemente estúpido.

Qué se propone Aranofsky? En verdad quiere que todos estemos aislados en nuestras casas desconfiando de todo aquél que toque nuestras puertas?


Obviamente, al contrario de El Poeta está la Madre, el "razonamiento lógico", capaz de cualquier cosa por defender al futuro, representado en ese hijo que está por nacer. Como todos los extranjeros son tan, pero tan malos, no hay mejor manera para deshacerse de ellos que... bingo... quemándolos vivos. Sí, convirtiendo el hogar en un campo de concentración.

Pero como la película suponer ser una metáfora y la historia es cíclica (en el fondo y en la forma) lo que nos dice es que nunca aprendemos y aunque hayamos cremado a los malos (como una vez lo hicimos con los judíos) somos tan estúpidos ("tenemos que aprender a perdonar" dice el Poeta) que más temprano que tarde vamos a volver a dejar a otros extraños, peores que los anteriores (como los musulmanes, por ejemplo), cruzar nuestros muros y destruir aquélla paz que tanto nos costó construir.

Consejo final para todas las madres que ven la película: o mantienen sus muros cerrados o prepárense porque luego tendrán que quemar vivos a sus invitados si no quieren que éstos le quiten la casa.

Aronofsky toma un recurso narrativo tan potente como la metáfora y una imagen tan poderosa como la historia cíclica para darle un giro peligroso, poniéndose del lado de quienes estando cómodos justifican su odio a los extraños basándose en la idea de que estos sólo viene a causarles desgracias. Si Hitler estuviera vivo ya habría despedido a Leni Riefenstahl para contratarle, posiblemente Trump ya lo haya hecho.

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Instagram
Archivo
Please reload

Síguenos
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Basic Square

© 2023 por Ximena. Creado con Wix.com

  • Black Instagram Icon

liceo