• Liceo Magazine

La Real Sociedad Fotográfica presenta su balance... en blanco.

WHITE BALANCE es una exposición construida en Est_Art Espacio de Arte La Granja4 en colaboración con la Real Sociedad Fotográfica, donde un nutrido grupo de sus socios nos acercan a una extensa variedad de enfoques: paisaje, retrato, documental, bodegón, abstracción... 16 artistas conforman este viaje a través de la fotografía, que puede apreciarse en el polígono industrial de Alcobendas desde ya y hasta el 12 de Junio.


Un equilibrio que transita por un amplio abanico de planteamientos: color y B&N, analógico y digital, multiplicidad de escenarios que nos harán disfrutar de una primavera muy fotográfica. Desgranando un poco cada proyecto, podríamos dar estas pinceladas de los trabajos que podrán contemplarse:


Juanjo Albarrán – “Mayo ritual” – Tradiciones, fiestas, costumbrismo de la España rural perfiladas bajo su mirada. Una reflexión sobre las celebraciones a lo largo del territorio en torno a la evocación de la vida, un pretexto para escrutar los modos de vida del colectivo rural, y su aferramiento a la tradición frente al frenético avance de una cultura cada vez más digitalizada.

Javier Alonso – “Habana 500”

El tiempo se detiene ubicando el contraste de 500 años trascurridos, aunque según el historiador y periodista Ciro Bianchi Ross, su historia sea mucho más antigua. Una capital poética, con misterio en la procedencia de su nombre, pero con un importante pasado. Una ciudad que ha caminado entre el glamour y la decadencia.


Joël Arnaud – “Bajo tierra”.

Proyecto documental realizado entre los años 1974 – 1980. Durante el ejercicio de su profesión de topógrafo, Arnaud fue testigo directo de la construcción del tramo de la Línea 6 del Metro de Madrid que transcurre de Pacífico a La Laguna. Aunando trabajo y emoción nos relata la vida subterránea de un Madrid oculto y desconocido, reflejando la vida de sus protagonistas anónimos.


Rocío Bueno – “Hilo” – Gira en torno a la maternidad, ambigüedades y contradicciones atadas a través de la reflexión personal, un deshilar para volver a hilar y naturalizar el conflicto. Como dice su autora, “Bajo una madre vive de forma latente otra que la precedió y tras ella siglos de mujeres antes nos han marcado una forma de ejercer la maternidad condicionada por el rol que debe tener la mujer como máquina de hacer y cuidar hijos. Una maternidad que ha ido habitando en la mujer a través de ecos del pasado y pautas culturales”.




Pío Cabanillas – “Cian”. Los neveros del monte Denali (Alaska) se disgregan en abstracciones que nos trasladan a la pureza y el silencio. El cian como símbolo de lo etéreo, arraigado al sentimiento de la serenidad y la melancolía, pero capaz de ser un exponente de fuerza e independencia.

Alberto Holly – “Pepe Kórdoba” – Reportaje documental que nos permite inmiscuirnos en la vida de un personaje que sobrevive día a día. La calle es su escenario y su rutina se aleja de los estereotipos de conducta establecidos. Estas imágenes son el fruto de ser testigo directo de su mundo durante un mes, minimizando todo lo posible la irrupción o contaminación de su entorno y costumbres.










Angélica de la Llave – “Topofilia”.

Llave Abraza el concepto de geografía humanista desarrollado por Yi Fu Tuan, fusionando sentimiento y lugar. En esta ocasión un único lugar recibe toda la carga afectiva, sin alteraciones, exento de territorialidad, ponderando la capacidad envolvente de las sensaciones percibidas en ese entorno.


Beatriz Polo – “L´illa” – Introspección fotográfica donde la autora desgrana su origen insular en composiciones cargadas de metáfora e intimismo. A través de la narrativa visual nos presenta el autodescubrimiento de su esencia a través de la calma en un entorno cotidiano, abordando la incomunicación, la partida, la infancia…


Roberto San Eugenio – “Travel notes” – Un diario de sensaciones en momentos concretos, sin importar el enclave geográfico; no es el dónde se encuentran los pies, sino hacia donde nos proyecta el sentimiento ese instante vivido, que impulsa al autor a querer atraparlo y otorgarle el poder de la permanencia.


José santos Mingot – “Ausencia”

Los lugares compartidos, los rincones que guardan historias pegadas a la piel de la memoria y los enclaves que quedaron pendientes, se tradujeron en terapia a través de la cámara. Capturar la cruel belleza de la ausencia, y revertirla en favor de perseverar. Imágenes que dan un pellizco en el corazón al descubrir la historia que encierran.


Ramón Siscart – “Blanco”.

El blanco abraza los objetos y el simbolismo encerrado en ellos. Composiciones metafóricas, emparejamientos imposibles, sorpresas visuales, que plantean al espectador un juego enigmático de imágenes para relatar las historias del propio autor construidas a partir de momentos y situaciones internas. Un blanco que envuelve la conceptualidad de lo cotidiano.







Manuel Valmorisco Martín – “Flor a través” – Macrofotografía de flores minúsculas del desierto de Atacama (Chile), revelan la anatomía oculta de los pistilos, pétalos y tallos diseccionados por la luz al atravesarlos, imbuidos de una burbujeante trama que recorta y acompaña la sinuosidad de colores y formas.

Proyecto Suite Habana: 4 miradas

Antonio Aznar - Carlos Fernández Sánchez - Mª Antonia Gª de la Vega - Isabel Martínez Gordillo

4 miradas, 1 mismo territorio.


Una progresión visual a través de sus 4 cámaras nos guía traspasando territorios que deambulan por el color vitalista, el esplendor en declive, los rincones silenciados, y la humanidad latente de La Habana y de la isla de Cuba.

Carlos Fernández nos ofrece la mirada más cercana a las grietas y fisuras que impregnan de personalidad los recovecos de la ciudad, Antonio Aznar se mezcla con el colorido ruido de sus calles y sus gentes, Isabel Martínez nos ofrece el tránsito entre ambas partes fusionando el abandono y la vida contenida, y Mª Antonia Gª de la Vega conserva a través de la sobriedad del blanco y negro los resquicios de una época dorada que se resiste a sucumbir al presente.