• Liceo Magazine

Viernes de Nueva Música: Ry X expone su lado más imperfecto y profundo en 'Blood Moon'.





Tres años después del aclamado 'Unfurl', Ry Cuming (mejor conocido como Ry X) regresa con un nuevo álbum, 'Blood Moon'. Y si bien pudemos catalogar aquél aproyecto como "13 pistas perfectas", este nuevo LP abarca la imperfección, encontrando la belleza en algunos de los momentos más íntimos de la vida y permitiendo a los oyentes entrar en espacios privados que de otro modo se mantendrían muy bien guardados. Pero para Cuming, esa parecía ser la luz que lo guiaba mientras hacía este disco. "Siento que pertenecía a algo más grande que yo", contaba desde Marruecos a la revista Variance, tan solo unos días antes del lanzamiento del álbum. Para un cantante conocido desde hace mucho tiempo por crear un trabajo tan intenso y emotivo, este nuevo álbum es uno de los más ambiciosos, poniendo a prueba incluso los rangos exteriores de sus propias habilidades, mientras muestra algunos de los momentos más intrincados y tiernos entre amantes, uno de los cuales resulta ser el propio Cuming. "Este fue realmente el producto de mi tiempo conmigo mismo, muy cerca de mis sentimientos y mi propia experiencia", explica Cuming, revelando que comenzó a trabajar en este disco durante la pandemia. Y aunque mayormente se sintió en paz en medio de la crisis de salud mundial, dice que al pasar tanto tiempo consigo mismo, sincero y sin adornos, le permitió examinar su vida y sus relaciones de una manera que no había hecho antes. "Permitió mucha exploración interna y hubo una tranquilidad en el mundo en general, y creo que eso permitió una excavación mucho más profunda en los espacios existenciales emocionales y espirituales", dice.


Cuming ha reconocido durante mucho tiempo este tipo de experiencia más profunda que rodea gran parte de su música. Es parte de lo que hace que sus presentaciones en vivo se sientan como algo más grande que un concierto, y él lo reconoce. "No es como ir a un espectáculo", dice sobre la experiencia cuando él y el público están en el mismo espacio. "Parece que hay más contenedor, más sacralidad, más importancia, más gravedad. Y eso es increíblemente hermoso y desafiante al mismo tiempo". Tal vez no sea una coincidencia que Cuming lanzara su álbum 'Live from the Royal Albert Hall' el año pasado, en medio de un momento de tanta incertidumbre, cuando los eventos en vivo estaban en gran parte en espera, ya que muchos en Europa y gran parte del mundo occidental todavía se sentían aislados y preocupados por el futuro, debido a los efectos de la pandemia y los bloqueos asociados. "Siento que, como artista en vivo, el trabajo se expande y comienza a trascender parte del material grabado", comparte. "Una grabación en vivo siempre es muy diferente a estar en el espacio, estar en la habitación, pero quería comenzar a compartir eso... especialmente en un momento en que la gente no podía tener tanta experiencia humana". Agrega: "Hay una falibilidad en la experiencia en vivo, cuando no sabes si un artista llegará a la siguiente nota. No sabes si todo se desmoronará. Es tan humano. Y cuando hago música en vivo en el escenario, no hay computadoras funcionando durante esos shows. No hay pistas de acompañamiento. Es crudo. Está sucediendo, justo ahí, frente a tí. Fue conmovedor compartirlo".


Si bien este nuevo álbum refleja a un artista que ha crecido, que ha ampliado sus habilidades de composición y producción, el mayor cambio entre 'Unfurl' y 'Blood Moon' parece ser una mayor conciencia y confianza de sí mismo. "Este es un disco sobre continuar desafiándome y explorando, emocional y sonoramente", dice Cuming. "Ese es el papel de un artista. Si vas a hacerlo, profundiza". Y eso es exactamente lo que ha hecho Cuming. Haciendo notar su propia experiencia sensual del mundo, el cantante dice que su vida ha sido una de importantes "sociedades y amores", y este álbum refleja esas relaciones más íntimas. "No se trata sólo de una persona", dice. "Estos son micro-momentos que estoy compartiendo. Se trata de mi relación con el amor. Estos son momentos que no le dirías a tus amigos y, sin embargo, los estás escribiendo, grabando y compartiendo con millones de personas. Pero se hacen de una forma tan diferente. En cierto modo, se siente casi como escribir todas las cosas más personales en un diario y luego publicar el diario para completos extraños". Continúa: "Hay una belleza en ello. Hay un punto de liberación. Se trata de decir: 'Siento estas cosas. Sé que ustedes también. Disfrutemos juntos de esta experiencia. La lujuria, la pasión, el desafío. Hagámosle honor".


Más allá de su propio trabajo en solitario, Cuming también ha estado colaborando con nombres que algunos fanáticos podrían no haber esperado previamente, incluso el nuevo álbum sorpresa de Drake, 'Honestly, Nevermind', que también llegó el mismo día sin previo aviso, incluye la canción "Sticky", que muestra una pista inédita de Ry X en la que Cuming había estado trabajando con el productor Carnage. Ambos están acreditados como coproductores y coguionistas junto a Drake. Ry X también apareció en la canción de Diplo "Your Eyes", del álbum homónimo del megaproductor, lanzado en marzo. "Simplemente me llamó", recuerda sobre la inesperada colaboración con Diplo. "Lo conocía, pero no mucho en ese momento. Me llamó y me dijo que quería hacer un disco conmigo, y me gusta incursionar y explorar", dice con una sonrisa. Pero es cuidadoso con estas "exploraciones", señalando que las ve casi separadas de su propio trabajo. "Ha sido interesante traspasar los límites", dice. "No lo hago demasiado porque quiero mantener el Ry X bastante puro. Definitivamente podría ver caminos hacia el éxito si realmente quisiera tomarlos. Pero para mí, es continuar alejando eso y volver al latido del corazón y continuar honrándolo".


Sin importar el formato, Cuming admite que es un privilegio trabajar con otros colegas y que sus contemporáneos aprecien lo que hace. "Me encanta trabajar con diferentes artistas y tratar de poner algo de mi corazón en su trabajo, y definitivamente habrá algo más por venir". Por ahora, el enfoque es volver a lo que ama, volver al show en vivo, finalmente volver a la gira y permitir que 'Blood Moon' pertenezca a los fanáticos ahora, señalando que está listo para dar un salto adelante después de pasar gran parte de los últimos dos años enfocándose hacia adentro. "Estoy tomando algo de esa profundidad ahora", dice. "Y estoy listo para compartirla".



Lectura relacionada:

Tags: