• Liceo Magazine

Las mujeres de ahora ya no son como las de antes: diálogos de memoria, lugar e identidad.

Una exposición de la Green Family Art Foundation de Dallas, Texas, muestra el arte femenino contemporáneo resultado de la memoria de sus creadoras.

Dominique Fung, Suspicions About Colour, 2018.
Dominique Fung, Suspicions About Colour, 2018.

Terri Provencal.


Los recuerdos, ya sean antiguos, nuevos, reales, imaginarios o virtuales, especificados por el momento y el lugar, se amalgaman, y forman patrones que ayudan a definir las reglas y formas en que vivimos.” La exposición 'Las Mujeres de Ahora: Diálogos de Memoria, Lugar e Identidad' (abierta desde el 12 de Febrero al 22 de Mayo de 2022) de la Green Family Art Foundation, plantea esto en un ensayo y lo articula a través del trabajo de 28 mujeres artistas. Proclamado por científicos de la salud del comportamiento hasta el infinito— incluido el casi mítico Sigmund Freud, cuyo nieto fue el gran retratista británico Lucian Freud - los recuerdos son forraje fácil para los artistas. Sin embargo, los recuerdos bien manejados, te hacen pensar, conjurando tus propias experiencias olvidadas hace mucho tiempo, permitiéndote una mirada interpretativa. Para comunicar sus mundos internos, las artistas seleccionadas para ésta exposición desarrollaron lenguajes visuales personales basados ​​en sus propias antologías. La identidad única de cada artista es lo que hace que la obra sea más convincente. Una artista canadiense, Danielle Roberts, tomó un ferry a la escuela a lo largo de su infancia, regresando a menudo cuando caía la oscuridad. Mientras crecía en la isla Gabriola, observaba a los extraños que se sentaban solos en su viaje diario. Una obra depredadora titulada 'Captain', de Danica Lundy, asiente a sus propias experiencias como atleta en crecimiento y su observación de los eventos de abuso sexual que se desarrollaron en el equipo de gimnasia de los EE. UU. a manos del entrenador Larry Nassar. Brea Weinreb rinde homenaje a su amigo Brian, un conocido drag queen, en 'Demoiselles of Gay Beach', recordando momentos que compartieron durante la Semana del Orgullo Gay de San Francisco. Conocido como "Venus Soleil", Brian es eregido como la figura central, y Weinreb lo muestra pasándosela genial. En cada pieza, sentimos su sentido de pertenencia.

Brea Weinreb, Demoiselles of Gay Beach, 2021.
Brea Weinreb, Demoiselles of Gay Beach, 2021.

El equipo de Green Family Art Foundation funciona como tramoyistas, con todos ayudando, algo refrescante en un mundo del arte a menudo impulsado por el ego. Esta exposición refleja ese espíritu colaborativo. Las co-curadoras Clare Milliken y Bailey Summers trabajan en estrecha colaboración con los Greens. Milliken es la curadora de la fundación y la colección; Summers es la administradora de la colección y del programa. La colección Debbie y Eric Green celebra a artistas subrepresentados: artistas de color, artistas femeninas emergentes y artistas LGBTQIA+, y quieren compartirlo con el público. Su hijo, Adán, es un respetado asesor de arte con sede en Nueva York, muy comprometido con éstas causas. "Todos juega un papel vital”, dice Summers. Milliken y Summers están orgullosas del espectáculo que curaron juntas, y tienen mucho que decir sobre los artistas y su trabajo.

Lily Wong, Into the Thick of It, 2021.
Lily Wong, Into the Thick of It, 2021.

'Into the Thick of It', de Lily Wong, fue impulsada por “la incapacidad de la artista de estar con su familia debido al brote de Ómicron”, relata Summers. Haciendo hincapié en la salud mental en su trabajo, Wong representa la figura de la ansiedad de manera visceral mientras otra figura parcial corre detrás de un árbol. ¿Es la figura escurridiza el virus amenazante ineludible? Milliken dice que las 'Sospechas del Color' (encabezando ésta nota), de Dominique Fung proviene de “la sexualización abierta de las mujeres asiáticas”. La pintura colgará en un lugar destacado de la galería principal, visible desde la ventana de River Bend. En este lienzo de 120 pulgadas de ancho, Fung presenta figuras femeninas de porcelana e insinuaciones lascivas, poniendo de cabeza la objetivación femenina. Los fundamentos conceptuales provienen de las observaciones de la artista sobre el enfoque de la exhibición de artefactos asiáticos en un contexto histórico separado. Milliken afirma: “Ella está mirando la perfección y es un colapso del pasado y el presente a la vez”.


Anna Weyant, Maggie, 2019�
Anna Weyant, Maggie, 2019

En la genial pintura 'Maggie', un trampantojo dentro de un trampantojo, Anna Weyant toma prestado de la ventana surrealista de René Magritte . Maggie (un nombre feminizado de Magritte) es una chica joven en su leotardo, claramente agravada por el adulto que ha abierto el telón, aunque sólo vemos la mano y la muñeca. A través de la ventana vemos un bosque nocturno detrás de ella que es reflejado en su leotardo. Maravillada por su genio, Milliken dice: “La práctica de Weyant tiene sus raíces en la adolescencia; ese momento incómodo de sentir tu cuerpo cambiar.” La artista nacida en Canadá, ahora radicada en Nueva York , crea narrativas a través de jóvenes personajes femeninos tragicómicos que invitan a los espectadores a sumergirse en su obra. Sus figuras son a menudo rebeldes y entrañable a la vez. Sólo hay una escultura presentada en la exposición. 'Sin titulo', de Ana Levy es un canto de sirena, a la vez intimidante y seductor. La escultura afilada como una garra está cubierta de silicona; la silla se basa en su infancia. En lugar de las cosas de una niña ordinaria que sus compañeras querrían, la artista coleccionaba libros sobre sillas y soñaba con ser diseñadora industrial. La silla parece moverse en un paseo sexy mientras refleja el mundo industrializado.

Hannah Levy, Untitled, 2020.
Hannah Levy, Untitled, 2020.

A partir de personas que conoce, Rute Merk toma inspiración de los videojuegos de los 90 en su pintura 'Julia', a diferencia de los jugadores frustrados, ella controla los avatares en sus pinturas, investigando lo real, lo virtual y lo recordado : “Una puede influir y cambiar al otro”, dice Milliken. 'Julia' es confiada, al igual que el autorretrato de Caroline Absher, 'Studio', pintado durante su residencia en The Cabin, LA. Pero donde Julia está preparada, Caroline está completamente a gusto. Aquí vemos a una artista satisfecha con una autoconciencia armoniosa, aunque no abiertamente, tan desprovista de arrogancia. “Ella reclama esa identidad como propia y la comparte con el mundo”, dice Milliken.


Rute Merk, Julia, 2020�
Rute Merk, Julia, 2020

'Women of Now' examina la forma en que estas poderosas voces usan la memoria y la colocan como instrumento artístico para inculcar en su trabajo sus singulares identidades ante el público espectador. Aunque la mayoría de éstas artistas altamente buscadas ya no son tan "emergentes" sino más bien consolidadas, los Greens comenzaron a coleccionar el trabajo de éstas mujeres mucho antes de que el mundo del arte lo reconociera. Ésta previsión se comparte en 'Women of Now'.



Publicado originalmente en inglés por la revista Patron Magazine.