• Liceo Magazine

Emilio Desencadenado

El artista granadino Emilio 'Emi' Martín abre las puertas de su estudio y de su corazón al equipo de Liceo Magazine.



Emilio "Emi" Martín (Granada, 1997) desde pequeño siempre estuvo fascinado con la pintura y por ello estudió bachillerato de artes. En el proceso descubrió su pasión por la moda y quiso seguir sus estudios superiores en el área, pero al quedarse sin plaza descubrió que aún podía unir ambas inquietudes y hacerse una carrera en el arte textil.


Ya título en mano viajó a Madrid para probar suerte, pero la agitada vida de la capital agudizada por la pandemia del COVID-19 le supuso un golpe inesperado y decidió volver a Granada donde encontró la inspiración para hacer lo que más le gusta.


"En mi fp (Arte Textil) aprendí la técnica de alto y bajo lizo, que es la manera tradicional de hacer tapices y alfombras. Y también aprendí a hacer bordados, pero te enseñan muy pocas puntadas y es muy superficial, así que en verdad todo lo que he ido aprendiendo ha sido de manera autodidacta. A partir de estos conocimientos empecé a indagar más, hasta llegar la técnica que utilizo ahora, que es la aguja mágica". Nos cuenta Emi.


Emilio Martín, 'Sotiras', 2022.
Emilio Martín, 'Sótiras', 2022.

De esta manera, la obra artística de Martín es una mezcla de elementos textiles con trazados de pintura y collage de espejos, uniendo diferentes técnicas tradicionales como es el bordado con la nueva técnica del "punch needle", una derivación de las técnicas usadas para hacer alfombras. Él, en vez de darle uso de alfombra, usa sus obras como tapices para decorar paredes, dotando su trabajo de diferentes texturas. Mientras, en el lado temático, la desnudez, el arte clásico y la mitología griega son su principal inspiración y protagonistas.


Emilio Martín, 'Jarrón Minotauro y Teseo', 2021.
Emilio Martín, 'Jarrón Minotauro y Teseo', 2021.


"Lo que me cautivó de los mitos es la fantasía, cómo explican las cosas que pasan en la Tierra, pero con estos seres mitológicos y dioses. Además todos los mitos que he usado o me han servido de inspiración han sido seres

fantásticos, como es la esfingue o el minotauro". Todo ésto nos lo cuenta Martín, quien a principios de éste verano, regresaba a Madrid por la puerta grande, con 'Sótiras' su primera exposición en solitario en el Umbral de Primavera, al cual convirtió durante unos días en una pequeña sala griega.


"De la mitología rescato la libertad de expresar los cuerpo desnudos, como todas las esculturas que decoran las casas o las entradas a los templos o los dibujos en sus frisos... las paredes de mosaicos. Recuperaría todas las vasijas con imaginarios sexuales representando a los mitos."


Emilio Martín, 'Venus, en proceso', 2020.
Emilio Martín, 'Venus, en proceso', 2020.

Como ocurría en tantas imágenes del legado griego, Martín no tiene ningún miedo en "tejer" con absoluta naturalidad la desnudez humana y mostrar la diversidad de su sexualidad, alcanzando en ocasiones y con mucho orgullo el estándar de obra pornográfica.


"Bueno dependiendo un poco de lo que busco en algunas ocasiones me interesa que esos penes estén en esa forma en erección, si voy a representar una acción sexual, pero si quizás busco algo más erótico, o no tan sexualizado si busco quizás penes que estén en reposo...  pero no suelo hacer una selección del pene (modelo) sino más bien una selección general, que la imagen me transmita en ese momento lo que busco, que el modelo me cuente algo con su físico y en general eso... que me guste la imagen y sea lo que en ese momento busco".


Emilio Martín, Bordados, 2019.
Emilio Martín, Bordados, 2019.

En el "mini proyecto del autoplacer", haciendo honor a su título, Martín decidió ser su propio modelo y convertir en arte su búsqueda sexual. Una experiencia que sin duda le ha hecho mucho más libre.


"Bueno creo que es difícil no tener prejuicios o que evitar que éstos pasen por mi cabeza viviendo en la sociedad que vivimos, que continuamente me están recordando que la desnudez no está bien vista y si es sexualizada ya ni hablemos, pero creo que es una parte de nosotros que tenemos que tratar con mucha normalidad y mostrar nuestros cuerpos como nos plazca sin tener que pensar que piensen los demás ni nada, yo simplemente me muestro así, porque me costó mucho tiempo estar cómodo con mi cuerpo y conmigo mismo y después de ese trabajo que he tenido que pasar por qué me voy a ocultar ahora, mejor mostrarlo y para adelante y motivo a que lo haga la gente... se siente tan bien cuando te muestras tal cual eres".


Emilio Martín, 'Autoplacer 1', 2019.
Emilio Martín, 'Autoplacer 1', 2019.

¿Crees que se es más feliz cuanto más abierto eres sexualmente? "Bueno creo que esta pregunta es subjetiva, y depende de cada ser, como viva la sexualidad, pero desde mi punto de vista y conociéndome un poco, sé que esto me hace muy feliz y por eso soy asi, pero ya te digo que cada persona es un mundo".


Como parte de tu exploración y amor por la pornografía, ¿te gustaría vivir la experiencia

como actor o prefieres ser un simple espectador?

Pues esta pregunta me rondó mucho por la cabeza, pero no sé si disfrutaría igual estando dentro de ella y siempre pensaba si lo viesen mis padres, esa idea me aterrorizaba y aunque soy muy abierto para la sexualidad, luego pensaba mucho qué diría la gente que me conociera... pero eso ya como segundo plano, pero en resumido creo que voy a seguir disfrutando como espectador... aunque nunca se sabe qué puede pasar".


@emiimartin
@emiimartin

Siendo de Granada, otra de las claras inspiraciones de Martín es claramente Federico García Lorca, cuyo ímpetu parece llevar en su vida y en su obra, la cual espera poder exponer finalmente en su propia tierra.


"Me encantaría realizar una exposición en mi tierra, pero es complejo. Pero lo dicho: soy más de vivir el presente dejándome fluir y que vayan surgiendo los proyectos naturalmente y según mi necesidad. Lo único que sí espero durante muchos años, es poder expresarme con arte y disfrutarlo como lo estoy disfrutando hasta ahora".




Sigue a Emi Martín en Instagram: @emiimartin