• Liceo Magazine

La exposición 'Banks', de Lo Súper y Ladmuda, nos muestra que el cuerpo es una construcción social.

Podrá visitarse hasta el 3 de julio en DT Espacio Escénico de Madrid, como parte del XX Ciclo Versión Original.



Por Ricardo Recuero

Comisario de la exposición


La imagen del mundo se ha quebrado en un mosaico infinito de representaciones parciales de si mismo. Un torrente de imágenes que se han ido vaciando, perdiendo su poder evocador, implantadas en un subconsciente colectivo que las ha deglutido y defecado, extraído sus nutrientes como un fractal lisérgico, soportado por pantallas y dispositivos digitales. Mediante la técnica del collage Lo Super y Ladmuda parecen querer restaurar las conexiones perdidas, para así dotarlas de una nueva iconicidad, trabajando desde los nexos significante – significado – referente. Ya René Magritte en “Ceci n’est pas une pipe” de 1929, perteneciente a la serie de piezas “La traición de las imágenes”, nos alertaba, ponía de manifiesto que lo que tenemos delante de nuestros ojos no es una pipa, no es un objeto con el que se puede fumar, sino la “representación” de una pipa. Susan Sontag, en referencia al trabajo de Lew Thomas y sus experiencias sobre fotografía y lenguaje incidía en como las formas (significante) y lo que representan (significado) manipuladas desde la publicidad, comprometen nuestra percepción y definen nuestra existencia.


'Banks' habla de los márgenes, de lo que queda fuera del estereotipo y rebosa el marco de normalidad para instalarse en los territorios de abyección. Pero también habla de dos orillas que se miran, cada una desde su lado y un rio, el de la vida, sobre el que construir puentes de acceso en un momento social y político, el que vivimos hoy en día, en el que desde algunas posiciones prima dogmáticamente la ruptura frente al acercamiento y el diálogo. Lo Super, con una capacidad evocadora extraordinaria, ha centrado su mirada en la figura de la mujer trabajando sobre todo el “aparataje” impuesto, pero en ocasiones asimilado y asumido, respecto a modos, maneras y roles. Desde una mirada subjetiva, reflexiona sobre el atributo de “femineidad” y las expectativas puestas en el por un contexto eminentemente heteropatriarcal, decosntruyéndolo, dándole una nueva entidad y significado.


Ladmuda por su parte y de igual manera, a través de una sensibilidad extrema, revisita, como en un retorno a Brideshead, los lugares comunes de la “masculinidad” impuestos por los mass-media o la historia del arte que, descontextualizados e integrados en el propio universo del artista, adquieren un giro semántico, en ocasiones cargados de melancolía, como tocados por Saturno, rebosantes de ironía en otras, donde el valor de una “pose” se resignifica.


'Banks', recorriendo las trayectorias individuales de cada artista, pretende construir un puente necesario y urgente, trazar un acceso, desde cada una de esas dos orillas, determinadas por el género y la orientación del deseo, a través de la inclusión, el respeto y el reconocimiento por derecho de las personas Trans*.